Cómo utilizar correctamente los contenedores de reciclaje

Cómo utilizar correctamente los contenedores de reciclaje

¿Usas los contenedores de reciclaje sin conocer a fondo cómo debes separar tus residuos? Existen diferentes tipos de contenedores según los residuos que se pueden desechar en ellos.

Aquí podrás conocer cómo identificar cada uno para reciclar más y mejor.

¿Cuáles son los contenedores de reciclaje que existen?

Según la resolución 2184 del 2019 del Ministerio de Ambiente, en Colombia se disponen y separan los residuos sólidos de acuerdo con un código de colores (Resolución 2184, 2019).

Así pues, existen 3 colores diferentes de contenedores de reciclaje para los distintos tipos de residuos:

  • Blanco: en estos contenedores puedes depositar los residuos aprovechables.
  • Negro: aquí se depositan los residuos no aprovechables.
  • Verde: en este contenedor se depositan residuos orgánicos aprovechables.
Contenedores de reciclaje: ¿cómo se deben usar?

Solo en Bogotá se reúnen cerca de 2.650.000 toneladas de residuos al año en estos contenedores, de los cuales cerca del 16% o 422.000 toneladas son procesadas para su reciclaje (Melo, 2019).

En este sentido, es recomendable que los residuos puedan separarse en tantos contenedores de reciclaje como sean posibles (La República, 2019).

1. Contenedores de reciclaje blancos

En este tipo de contenedores de reciclaje se deben desechar los residuos aprovechables o materiales reciclables como plástico, latas, vidrio, metales, multicapa, papel y cartón (Resolución 2184, 2019).

Algunos ejemplos de los desechos que pueden depositarse en los contenedores blancos son:

  • Botes de plástico desechables como botes de salsas, vasos de papel, sobres de sopas instantáneas deben ir allí.
  • Envases de vidrio.
  • Envases de cartón como cajas y bandejas, así como el periódico, hojas de cuadernos y papel de envoltura.
  • No se pueden desechar papeles que contengan residuos orgánicos.

El reciclaje de estos materiales es importante, ya que en Colombia solo se recicla alrededor del 7% del plástico y el 53% del papel, siendo este el producto al cual se le saca el mayor provecho (Morales, 2019).

2. Contenedores verdes

En estos contenedores de reciclaje se depositan los residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, desechos agrícolas, etc. (Resolución 2184, 2019).

Algunos ejemplos de los desechos que pueden ir en este contenedor son las cáscaras de vegetales, de huevo, los restos de frutas y semillas.

En el país se aprovecha solo cerca del 1% para generar abonos para suelos (Suárez, 2019). Además, al crear más compost en casa con estos residuos, se genera menos basura.

3. Contenedores negros

En este contenedor se depositan los residuos no aprovechables, es decir, lo que no se puede reciclar (Resolución 2184, 2019).

Desde colillas, papel higiénico y servilletas usadas, hasta papeles y cartones contaminados con comida o papeles metalizados se desechan allí.

Este tipo de materiales lamentablemente no son aprovechables para el reciclaje.

En Colombia, de los 11.6 millones de toneladas de residuos sólidos al año que se generan aproximadamente, cerca del 40% podría aprovecharse.

Esto significa que alrededor del 60% de estos residuos se podrían considerar residuos no aprovechables (Monterrosa, 2019).

4. Contenedores de reciclaje Manos Verdes®

Los contenedores de Manos Verdes® que se encuentran en los puntos de recolección a lo largo de la ciudad de Bogotá facilitan el reciclaje de aceite de cocina usado (ACU) tanto para personas naturales como para conjuntos residenciales, hoteles, casinos, restaurantes.

 


La empresa recicla el aceite vegetal usado, lo transforma y crea nuevos recursos, tales como el biocombustible.


 

Este reduce la emisión de gases que aceleran el calentamiento global, lo cual contribuye grandemente al cuidado del medio ambiente.

Esperamos que esta información te haya sido utilidad y la puedas aplicar en tu vida diaria y en tu comunidad. El planeta es uno solo y es responsabilidad de todos cuidarlo.

 

Se parte de los que tenemos Manos Verdes.

BIBILIOGRAFÍA.



Newsletter
close slider
Abrir chat