Responsabilidad social corporativa: 3 acciones para ejecutarla

Responsabilidad social corporativa: 3 acciones para ejecutarla

La responsabilidad social es un elemento fundamental para cualquier empresa que quiera destacar entre sus clientes y sus públicos. Esta ayuda a posicionar las marcas, demostrando su compromiso con su entorno y sus acciones. En el presente artículo, vamos a compartir algunas acciones de responsabilidad social corporativa (RSC) que puedes implementar en tu restaurante.

Pero antes, vamos a definir la RSC, cuál es su criterio y qué objetivo persigue. ¿Empezamos?

¿Qué es la responsabilidad social corporativa?

Responsabilidad social corporativa para restaurantes

La RSC es la forma de conducir un negocio de modo que genere un impacto positivo en el entorno en el que opera.

En ese sentido, una empresa socialmente responsable es aquella que lleva adelante un negocio rentable, teniendo en cuenta la gestión ambiental y los efectos sociales y económicos que genera en la sociedad (Pérez Espinoza et al., 2016).

¿Cuáles son los criterios de la RSC y qué objetivos persigue?

La responsabilidad social corporativa contempla el impacto de las organizaciones considerando el criterio de la triple dimensión: económica, social y ambiental. En ese sentido, Isotools (s. f.) sostiene que la RSC tiene dos objetivos principales:

  • La consecución del desarrollo sostenible.
  • La generación de valor para todos sus grupos de interés (stakeholders) a largo plazo.

Acciones de responsabilidad social corporativa que puedes implementar en tu restaurante

Veamos algunas acciones que puedes implementar en tu restaurante:

Reduce los desperdicios fruto de tus operaciones

La reducción de desperdicios en las operaciones de tu restaurante es una forma de promover una cultura ambiental. En ese sentido, prevenir el uso innecesario de utensilios en el autoservicio es un buen comienzo.

Por ejemplo, Just Salad pregunta a los clientes de su plataforma virtual si desea que se le envíe su pedido en envases de plástico. La empresa reveló que, gracias a esta medida, redujo el uso de utensilios desechables un 8.8%.

Además, con esta simple acción, la empresa reduce 75.000 libras de plástico al año (Newburger, 2020).

Marston (2019) reseña que existe una tendencia en la industria alimenticia hacia la reducción del plástico de un solo uso. Para demostrarlo, Marston cita los ejemplos de tres líderes en la industria.

Starbucks anunció que eliminará los pitillos de plástico de un solo uso en todas sus ubicaciones; McDonald’s está buscando una taza de café caliente más sostenible y KFC dice que utilizará solo plásticos renovables en 2025.

Recicla el aceite de cocina usado (ACU)

El vertido de aceite por los fregaderos de las cocinas o por las alcantarillas, pueden llegar a tapar las redes de alcantarillado.

De hecho, según Semana Sostenible (2019), un litro de aceite usado contamina alrededor de 1.000 litros de agua.

Significa que puede causar la muerte a miles de peces y afectar el ecosistema acuático. Sin dudas, una acción de responsabilidad social corporativa encaminada a evitar el desperdicio de aceites nos beneficia a todos.

Por lo tanto, recomendamos que tu restaurante almacene el aceite y lo done a organizaciones que se dedican a reciclarlo.

En Manos Verdes transformamos residuos en nuevas oportunidades. Reciclamos el aceite de cocina usado (ACU) de la industria alimentaria y lo entregamos a la industria de biocombustibles.

De este modo, contribuimos a que el aceite usado se convierta en biocombustible de segunda generación.

Evita la contaminación ambiental en tus instalaciones

El uso de una iluminación más eficiente y la instalación de nuevas sucursales que reduzcan el impacto ecológico en la zona ayudan a evitar la contaminación ambiental.

La nueva sucursal de KFC en Lima, Perú, por ejemplo, está construida con base en contenedores de carga reciclados (Larepublica.pe, 2020).

De este modo, KFC ofrece el servicio Drive Thru, en un local que ayudó a reducir las emisiones de CO2 y el uso de energía durante su construcción. Además, la empresa utiliza luces LED en todo el local, lo que le permite una considerable reducción en el consumo de energía eléctrica.

Otra forma de reducir la contaminación ambiental en tu restaurante es entrenar a tu personal sobre la reducción de desperdicios. Canon (s. f.) reseña el ejemplo del restaurante de San Francisco, The Cliff House.

The Cliff House reforzó el hábito entre sus empleados de utilizar el contenedor adecuado para cada tipo de desperdicio. Con ello, logró una reducción de un 80% de desperdicios, que luego era reciclado como abono.

 

Finalmente, las acciones de responsabilidad social corporativa no solo contribuyen a la lucha contra los problemas ambientales en Colombia; también constituyen estrategias de reducción de costos en los restaurantes.

Por esta razón, cada vez más restaurantes ven con buenos ojos una estrategia en la que todos ganan.



Newsletter
close slider
Abrir chat