¿Qué es la economía local y cómo funciona en Colombia?

¿Qué es la economía local y cómo funciona en Colombia?

La economía local es un proceso colaborativo de producción, distribución y consumo de productos locales, que promueve el aprovechamiento sostenible de estos.

Su objetivo es mejorar la situación económica, el ambiente, la salud y las relaciones sociales de un lugar, articulando a los actores del territorio (Pedrosa, 2014).

En el consumo local, los consumidores, comerciantes y productores se conocen entre sí y construyen juntos el futuro de su territorio con estrategias que promueven trabajos dignos y actividades económicas sostenibles (Torres, 2014).

La economía local, comparada con otros modelos económicos

La economía local es una alternativa a la economía lineal que se basa en extraer, utilizar y desechar. Esta última genera algunas problemáticas ambientales y económicas, a las que el consumo local puede responder eficientemente.

También se diferencia de la economía circular, que fomenta la reparación, reutilización y reciclaje de productos.

Y de la economía colaborativa, que busca incentivar acciones como el préstamo, el alquiler, la venta o el intercambio (DANE, 2020; Pardo, 2019).

Qué es economía local y cómo funciona en nuestro país

La economía local en Colombia

Los expertos señalan que este tipo de economía trae consigo importantes beneficios:

  • Fomenta el comercio justo y socialmente responsable. Este respeta las culturas, y garantiza buenas condiciones de trabajo, decisiones democráticas y relaciones comerciales transparente. Se promueve el comercio local, con bajas emisiones de CO2 y cercanía entre productores y consumidores (Soto, 2020).
  • Apoya la ecología industrial, un campo de la ingeniería que busca la sostenibilidad y considera la industria como un ecosistema, en el que sus elementos se reciclan y cada componente está conectado al resto (Mejía, 2010).
  • Favorece la producción y consumo responsable. Un proceso de producción respetuoso del ambiente y un modo de consumir en el que se elige solo lo necesario, y productos que favorecen el cuidado ambiental, la igualdad social y el bienestar laboral de los productores (Soto, 2020).
  • Evita desperdicios de alimentos en Colombia. Anualmente se tiran 9.76 millones de toneladas de comida: el 34% de la producción total del país. Gran parte de estas pérdidas se dan en el transporte o comercialización, así que, cuanto más se reduzcan las distancias y el tiempo de conservación, menos riesgo hay de que los alimentos se estropeen (Economía Sostenible, 2019).
  • Supera fallas del mercado porque construye confianza, equilibra intereses colectivos e individuales, y reduce, tras un período inicial, los costos de producción. Esto último, por la proximidad de las transacciones, las agrupaciones de pequeñas empresas, etc. (Red Adelco, 2013).
  • Cohesiona a la población porque da un propósito común, estimula a la participación ciudadana y a la innovación empresarial (Red Adelco, 2013).

Empresas colombianas exitosas con enfoque de consumo local

La economía local es una de las estrategias que utilizan muchas empresas para potenciar su crecimiento buscando la sostenibilidad. Veamos tres casos de éxito en Colombia:

  • Fruvii: Es un emprendimiento que genera ganancias más justas para los cultivadores, ofreciéndoles una plataforma virtual para comercializar sus productos. De esta manera, elimina la cadena de intermediarios. Aunque nació en agosto de 2019 y la app se lanzó en diciembre, ya está disponible en Bogotá y Medellín.

 

A través de esta aplicación se puede pedir frutas, verduras y legumbres de unos 200 pequeños productores de Cundinamarca, Antioquia y Boyacá. En los últimos meses, Fruvii ha aumentado su actividad debido al confinamiento y a su mecanismo de distribución a domicilio (Vita, 2020; Orjuela, 2020).

  • Huicanna: Es una moderna compañía colombiana de cultivo sostenible y extracción de derivados del cannabis.

 

Esta empresa busca consolidarse como centro de investigación y creación de productos medicinales para el cuidado integral de la salud. Alejandro Cappa, su cofundador, sostiene que es necesario empezar a consumir local por encima de lo importado (Vita, 2020).

  • El Pomar: Es una de las empresas fabricantes de lácteos más importantes de nuestro país. Nelson Molano, su gerente, cree en el sector lácteo de Colombia y en su potencial para crecer en el mercado interno.

 

En este sentido, expresa que “debemos enfocarnos en comprar lo local, que el consumo interno mueva la economía”. Durante la pandemia esta empresa aumentó sus ventas y generó más empleos (Vita, 2020; El Espectador, 2019; América Retail, 2020).

En conclusión, la economía local propone un cambio de paradigma, armonizando los sistemas de producción con el cuidado ambiental. Esta tiene un impacto muy positivo en el sistema económico colombiano, especialmente el vinculado a la producción agraria.



Newsletter
close slider
Abrir chat