Biocombustibles. Nuevas formas de energía para mejorar la calidad de vida

Biocombustibles. Nuevas formas de energía para mejorar la calidad de vida

Todos los días recibimos alguna noticia relacionada con el cambio climático y el punto de partida es siempre el mismo: la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Por ese motivo, la reducción de esa emisión es uno de los objetivos prioritarios de gobiernos y organismos internacionales; y los biocombustibles es una de las herramientas para conseguirlo.

Biocombustibles: energía para la sostenibilidad

¿Qué son los biocombustibles?


Hace más de 200 millones de años, las plantas y los animales que habitaban nuestro planeta fueron cubiertos por diversas capas de sedimentos.


 

Luego, las altas presiones, las temperaturas y la acción de microorganismos comenzaron un proceso de descomposición. Como resultado, surgieron lo que hoy denominamos combustibles fósiles (Rincón Educativo, s.f.).

Los biocombustibles, por su parte, también tienen su procedencia en la biomasa; es decir, la materia orgánica de origen vegetal o animal (Beta Analytic 2020). Sin embargo, tienen una diferencia que a continuación te vamos a explicar.

¿Cuál es la diferencia entre los combustibles fósiles y los biocombustibles?

Las plantas, para crecer y desarrollarse, toman dióxido de carbono del aire (CO2) y eliminan oxígeno (O2); este proceso se llama fotosíntesis.

De esta manera, el dióxido de carbono que se encuentra en el aire es absorbido por las plantas; luego, mediante transformaciones químicas, pasa a formar parte de la estructura de otras moléculas más complejas que forman la biomasa.

Podemos utilizar biomasa para producir energía. Cuando esto sucede, las moléculas se descomponen y el CO2 se libera a la atmósfera en forma de gas (Agricultura Moderna, 2017; Rincón Educativo, s.f.; Pietronave, s.f.).

Sin embargo, en el caso de los biocombustibles, el CO2 liberado a la atmósfera es nuevamente utilizado por otras plantas casi al mismo tiempo.

 


¿El resultado?

No hay un excedente que quede en la atmósfera y contamine. (Pietronave, H, s.f.).


 

Eso diferencia a los biocombustibles de los combustibles fósiles. Los primeros se queman para producir energía, liberan CO2 y este vuelve a ser reutilizado para producir biomasa. En cambio, cuando se quema un combustible fósil, ese CO2 no se vuelve a utilizar para producir biomasa y se genera un excedente de CO2.

Los biocombustibles: los excedentes que se producen se vuelven a consumir

Tomemos un ejemplo. Un árbol, a medida que crece, toma CO2 del aire. Cuando se tala y se lo utiliza para producir energía, se genera un proceso inverso; libera CO2.

Pero ese CO2 es nuevamente utilizado por otro árbol en crecimiento. De este modo, el balance de CO2 es neutro. Esto es lo que ocurre con los biocombustibles.

Diferente es el caso de los combustibles fósiles como carbón, gas o petróleo. Aquí, el CO2 liberado no vuelve a ser reutilizado para renovar la biomasa que le dio origen; para eso, tendrían que pasar millones de años.

Entonces, en este caso no hay un balance, sino un excedente de CO2 que queda como parte de los GEI.

Por ese motivo, también se define a los biocombustibles como recursos renovables y a los combustibles fósiles como recursos no renovables.

¿Cuáles son los biocombustibles que existen?

Los biocombustibles más utilizados en la actualidad son el etanol y el biodiesel. El primero es un alcohol que se obtiene del azúcar de ciertos cultivos (maíz, caña de azúcar, remolacha azucarera); se usa en motores nafteros.

El segundo, se elabora a partir de aceites o grasas vegetales; se usa en motores diésel (Pietronave, s.f.; Permingeat, s.f.).

¿Cómo contribuyen los biocombustibles con la sostenibilidad?

Para que puedas valorar la importancia de los biocombustibles en la sostenibilidad ambiental, te vamos a mostrar dos ejemplos.

  • Brasil es un país considerado pionero a nivel mundial en el uso de biocombustibles. Como resultado de ello, la emisión de CO2 por habitante es 4 veces menor que en Europa, 9 veces menor que en Norteamérica y 3 veces menor que en China (Agricultura Moderna, 2017).
  • En Argentina, por su parte, los biocombustibles permitieron reducir en un 65 % las emisiones totales de GEI en 2017. Y si se compara la emisión de CO2 por unidad de energía generada entre Argentina y la Unión Europea, en Argentina también fue mucho menor; 29 gramos contra 84 gramos (Agricultura Moderna, 2017).

Esos dos casos muestran algunos de los beneficios derivados del uso de biocombustibles; pero hay más (Beta Analytic, 2020):

  • Como ya te adelantamos, tienen un balance de CO2 neutro, por lo tanto, no dejan huella de carbono.
  • La producción de todos los tipos de biocombustibles (bioetanol, biodiesel y biogás) proviene de fuentes de energía renovable.
  • Producirlos es también mucho más rápido con respecto a los combustibles derivados del petróleo.

*****

El bioetanol

En particular, es considerado uno de los principales instrumentos para la reducción de los GEI.

*****

El biodiesel

En comparación con el diésel derivado del petróleo, el biodiesel tiene más ventajas; ya que emite (Agricultura Moderna, 2017):

  • 48% menos de monóxido de carbono (OC).
  • 47% menos de material particulado (que afecta gravemente a los pulmones).
  • 67% menos de otros hidrocarburos.

Por otra parte, el biodiesel tiene las siguientes particularidades (Tejada Tovar y et al, 2013; Pietronave, s.f):

  • No genera emisiones de azufre.
  • Los derrames en aguas de mares y ríos son menos nocivos para la fauna y flora marina.
  • Se degrada más rápidamente que el derivado del petróleo.

*****

El biogás

Es obtenido a partir de la biomasa, también contribuye a (Red Agrícola 2017):

  • Evitar la tala indiscriminada de bosques.
  • Utilizar los residuos provenientes de diversos orígenes, constituyéndose en una real alternativa de energía renovable.
  • Generar metano (CH4), un gas que puede ser utilizado para obtener energía eléctrica o mecánica mediante su combustión.

Tipos de biocombustibles

Los biocombustibles se clasifican en 3 grupos. Estos son :

  • Los biocombustibles de primera generación. Utilizan cultivos destinados a la alimentación como materia prima (caña de azúcar, maíz, cultivos agrícolas ricos en aceite -oleaginosos- o grasas animales).
  • Los biocombustibles de segunda generación. En este caso, la materia prima son cultivos no destinados a la alimentación -cultivos energéticos-, partes de cultivos alimentarios, pero no comestibles (tallos, cáscaras, etc.) o aceite de cocina usado (ACU).
  • Los biocombustibles de tercera generación. La materia prima más prometedora son las algas y microalgas marinas, y también diversas grasas residuales animales (cerdo, pollo, res vacuna) (Tejada Tovar et al, 2013; Beta Analytic, 2020; Cavieres Korn, 2008; Permingeat, s.f.; Fernández Muerza, 2008).

Según los especialistas, los biocombustibles de segunda generación son los que impactan más favorablemente sobre el ambiente; son los que generan menores GEI (Beta Analytic, 2020).

Como habrás apreciado, los aportes de los biocombustibles a la sostenibilidad son considerables; y un incentivo para aquellas compañías que desarrollan sus actividades bajo el concepto de Responsabilidad Social Corporativa.

¿Qué relación hay entre los biocombustibles y la Responsabilidad Social Empresaria?

Los programas de las organizaciones basados en la Responsabilidad Social Corporativa, impactan directamente en todos los aspectos de la sostenibilidad; es decir, en los económicos, en los sociales, en los ambientales y en los culturales. En el caso particular de los biocombustibles, lo hace de varias maneras:

En lo económico (Tejada Tovar et al, 2013; Pietronave, s.f)

  • Permiten que los países se independicen, aunque por ahora sea solo parcialmente, de los combustibles fósiles.
  • La menor dependencia se traduce en un ahorro de divisas.
  • En los casos que se produzcan excedentes, hay ingreso de divisas por exportaciones.
  • Las empresas obtienen beneficios económicos cuando los producen y los utilizan en reemplazo de fuentes tradicionales de energía; les brindan la posibilidad de autoabastecerse a un costo menor y obtienen exenciones impositivas, por ejemplo.

En lo social

  • En Argentina, por ejemplo, hay un programa que conforma equipos de trabajo para recolectar aceite vegetal usado y tratarlo como materia prima para biocombustible. Así, no solo se genera trabajo a nivel local, sino que también se evitan daños a la salud y contaminación ambiental (Energía Estratégica, 2014).
  • La producción de biomasa bajo cualquiera de sus formas también es una importante generadora de trabajo local. Como se necesitan grandes volúmenes, su traslado a distancias tiene un impacto económico negativo.
  • Capacitación y educación de la sociedad en utilización de energías renovables.
  • Inclusión social.

En lo ambiental

Sobre este punto ya hemos hablado bastante, no obstante, vale volver a remarcar su importancia:

  • Implican la utilización de recursos naturales renovables.
  • Disminuyen la emisión de gases de efecto invernadero.
  • Contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático.
  • Producen mejoras en la calidad del aire por menor contaminación; por lo tanto, en la calidad de vida.
  • No producen emisiones netas de CO2, por consiguiente, no dejan o es mucho menor, la huella de carbono.

*****


Para concluir, los derivados del petróleo representan el 80 % de los combustibles que se usan en el mundo; no obstante, los biocombustibles, sobre todo por los beneficios que producen en aspectos ambientales, cada vez adquieren más importancia.


*****

Entonces, ahora que los conoces, ¿no crees que es un buen momento para comenzar a utilizarlos?

BIBILIOGRAFÍA.

Agricultura Moderna (2017). BIOCOMBUSTIBLES, UN APORTE PARA CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE https://www.agmoderna.com.ar/conservar-la-energia/biocombustibles-un-aporte-para-cuidar-el-medio-ambiente/

Beta Analytic (2020). ¿Qué son los biocombustibles? Recuperado de https://www.betalabservices.com/espanol/biocombustibles/sobre-los-biocombustibles.html

Cavieres Korn, P. (2008). Biocombustibles de Primera Generación. Revista Industria. Recuperado de http://www.emb.cl/

Energía Estratégica (2014). Empresas de Biodiesel apuestan por la responsabilidad empresarial y el cuidado del medioambiente Recuperado de https://www.energiaestrategica.com/empresas-de-biodiesel-apuestan-por-la-responsabilidad-empresaria-y-el-cuidado-del-medioambiente-2/

FAO (s.). Efectos de los biocombustibles en el medio ambiente. BIOCOMBUSTIBLES: PERSPECTIVAS, RIESGOS Y OPORTUNIDADES 63. Recuperado de http://www.fao.org/3/i0100s/i0100s05.pdf

Fernández Muerza, A. (2008). Biocombustibles de segunda generación. Eroski Consumer. Recuperado de https://www.consumer.es/medio-ambiente/biocombustibles-de-segunda-generacion.html

Permingeat, H. (s.f.). Biocombustibles de segunda generación: un buen fichaje para el campo argentino. AAPRESID. Recuperado de https://www.aapresid.org.ar/blog/biocombustibles-de-segunda-generacion-un-buen-fichaje-para-el-campo-argentino/

Pietronave, H. (s.f.). BIOCOMBUSTIBLES (informe de referencia). Recuperado de https://inta.gob.ar/sites/default/files/script-tmp-biocombustibles_informe_de_referencia.pdf

Red Agrícola (2017). Energía. Lo básico para entender el biogás. Recuperado de https://www.redagricola.com/cl/lo-basico-entender-biogas/

Rincón Educativo (s.f.). Introducción: ¿Qué es y de dónde proviene el petróleo? Recuperado de http://www.rinconeducativo.org/es/recursos-educativos/introduccion-que-es-y-de-donde-proviene-el-petroleo

Tejada Tovar, C. y Otros (2013). OBTENCIÓN DE BIODIESEL A PARTIR DE DIFERENTES TIPOS DE GRASA RESIDUAL DE ORIGEN ANIMAL. Luna Azul ISSN 1909-2474 No. 36, enero – junio 2013 ©Universidad de Caldas. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/luaz/n36/n36a02.pdf



Newsletter
close slider
Abrir chat